© 2019 by Hermandad Santa Mujer Verónica

  • w-googleplus
  • Twitter Clean
  • w-facebook
Sede

Denominada como lugar o habitáculo de reunión de los cofrades. En el año 1944 fue la casa del presidente, después fue pasando de un lugar a otro, hasta llegar a la sede definitiva. En algún cofre o habitación se guardaban las túnicas y los mantos y en las cámaras cetros y tulipas. Con el pasar de los años se fueron abandonando el domicilio de los presidentes como lugar de reunión. Las reuniones generalmente se hacían en el Tele-Club situado en la Iglesia de la Purísima y cuando llegaba Semana Santa se pedía prestada alguna casa próxima a la Iglesia de la Asunción.

 

Después, con el correr de los años, las casas se transforman en pisos, el problema del espacio se hace patente y las circunstancias dan un giro total. Guardar las andas e incluso las imágenes, mantos, túnicas, cetros, estandarte, horquillas, instrumentos musicales y un sinfín más de enseres se convierte en un problema.

En un día se acuerda la adquisición de una casa o solar para sede y al final se decide por una del Callejón del Cura nº 14 (de 75 m2) y otra contigua con el nº 16 (de 150 m2), en las inmediaciones de la Iglesia de la Asunción, en la falda del cerro de la Encarnación.

 

A partir de ahí, se comenzó a darle forma a la obra, primeramente en los múltiples proyectos, que elabora desinteresadamente el aparejador D. Rafael Alfaro Fernández.

 

Aunque ya disponíamos del solar y del proyecto, fueron varios los años que tuvimos que esperar a que nuestro sueño se convirtiera en una realidad ya que fue mucho el desembolso que la hermandad tuvo que hacer año tras año por distintos motivos, tales como la restauración de la imagen en Sevilla en 1992, la vuelta a los desfiles de nuestra querida banda en 1993 y la adquisición de nuevas túnicas en la Semana Santa de 1993 y 1994.

 

En el año 1996 se decide empezar con la estructura de la obra, la cual curiosamente apenas coincide con el primer boceto, siendo entonces el constructor local D. Jerónimo Paterna Guirado quien asume la responsabilidad de la obra. Este mismo año comienza la primera fase de las obras reflejándose en la construcción de la estructura.

En 1997 se consiguió realizar la cubierta y el cerramiento de la obra con bloque visto.

 

Al año siguiente la Verónica se vistió en nuestra sede. La verdad es que en ese 1998 no estaba en muy buenas condiciones para recibir tan grata visita pero la promesa hacia nuestra de todos los que trabajábamos en ese nuevo proyecto Santa fue que en 1999 la recibiríamos en mejores condiciones. Y, como lo prometido es deuda, al séptimo año se inauguró.

                                                                                                      

Se fijó el 31 de Octubre de 1999 la fecha de la inauguración de la sede de la Santa Mujer Verónica. Aquella mañana primaveral, a pesar de la fecha en la que nos encontrábamos, comenzó con un pasacalles de la banda de Cornetas y Tambores La Verónica. Y aproximadamente a las dos de la tarde se procedió a la Inauguración de nuestra gran ilusión. Presentó Basi Moya García, cortó la cinta inaugural D. Joaquín Coy García, procedió a su bendición D. Antonio Pérez Rivero (cura párroco) y tomaron la palabra D. José Eduardo Martínez Izquierdo (Alcalde de Tobarra), D. Manuel Valcárcel Iniesta (Presidente de la Asociación de Cofradías) y D. Fernando Paterna Reina (Presidente de la hermandad).

 

La sede de la Hermandad Santa Mujer Verónica consta de una nave central en dos alturas. En lo que podíamos denominar planta baja podemos encontrar el almacén y una nave central bastante amplia donde se realizan las asambleas, se guarda el trono, se viste la imagen, se hacen los bocadillos, etc. Esta planta, presidida por la Verónica en forma de mural, parece un verdadero museo de nuestra hermandad. Son numerosos los cuadros, objetos, obsequios que podemos observar, así como los diferentes trajes y enseres de la imagen titular de nuestra hermandad. En la planta superior encontramos los servicios, la cocina, la oficina, una sala de reuniones y varios armarios donde se suelen guardar las vestimentas de los hermanos.