© 2019 by Hermandad Santa Mujer Verónica

  • w-googleplus
  • Twitter Clean
  • w-facebook

Cristóbal Sánchez encargaba una Verónica en el año 1943, al insigne escultor valenciano José Díes López, que supo plasmar en su rostro todo el fervor religioso ante la impotencia  de contemplar a Jesús en su caminar hacia el Calvario.

La Verónica tobarreña es una imagen para vestir, de 165 centímetros de altura que fue encargada en 1943 y finalizada en los primeros días de marzo de 1944 en el taller de la valenciana calle del Almirante, número 3. Ese año, la Semana Santa fue en abril.

 

El escultor pasó factura por un importe total de 1140 pesetas, que se hicieron efectivas en Diciembre de 1943 por medio de un cheque del Banco de España de 300 pesetas a fecha de Marzo de 1944, un cheque también del Banco de España al Banco de Valencia de 400 pesetas, y el resto de 440 pesetas  fueron cobradas en efectivo por Francisco Carmona. Su coste fue establecido por un total a 1100 pesetas, que sería incrementado posteriormente a 1140 para incluir los embalajes y acarreos.

 

Entre otras imágenes de don José Díes López podemos destacar: La Purísima (1943), Santa Cecilia (1943), La Encarnación (1950), Cristo de la Columna (1953) o el trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno (1957).