© 2019 by Hermandad Santa Mujer Verónica

  • w-googleplus
  • Twitter Clean
  • w-facebook
Cetros

De muy pocos es conocido de nuestra hermandad. La Verónica, utilizó cetros en los desfiles procesionales durante bastantes años.

 

Éstos eran de madera de chopo, pintados de verde y rematados con una pequeña y sencilla cruz de hierro en negro. La altura generalmente sobrepasaba a los nazarenos. 

Después fueron de madera de pino, siendo por su peso más molesto y la cruz se comenzó a pintar en color plata.
A finales de la década de los cincuenta, se adquirió un nuevo cetro o báculo metálico que portaba el cofrade que cerraba las filas en las procesiones. Pero su coste debió ser elevado y no fructificó la idea.
Poco después, hacia el año 1963, comienzan a no utilizarse los cetros hasta la Semana Santa de 1995, en la que por medio de la Asociación de Cofradías se gestiona en un taller de la alicantina ciudad de Orihuela, la adquisición de tres cetros para cerrar filas en las procesiones. Estos tres cetros son los que se utilizan en la actualidad para cerrar
filas.